Ir al contenido principal

Plantean reforestación emergente para mejorar hábitat de abejas

La coordinadora en el estado de la producción y consumo de la miel, Nelly Ortiz Vázquez, habló sobre los problemas a los que se enfrenta la apicultura en Yucatán y los proyectos que se habrán de desarrollar para garantizar que la producción no desaparezca MÉRIDA, Yucatán.- En el marco de la octava edición de la Expocampo Yucatán 2016, en la que se promovió la comercialización de productos de los sectores agropecuario, comercial, industrial y servicios relacionados al campo, la coordinadora en el estado de la producción y consumo de la miel, Nelly Ortiz Vázquez, habló sobre los problemas a los que se enfrenta la apicultura en Yucatán y los proyectos que se habrán de desarrollar para garantizar que la producción no desaparezca.

“Siempre habíamos hablado de la problemática que se pudiera presentar en las abejas por cualquier tipo de actividad, hablando de enfermedades, de plagas. Realmente, sí las tenemos. Hemos tenido la presencia de la varroa; en este momento tenemos la presencia del escarabajo. Antes también se hablaba de que había que mejorar los precios. Ahora, que hemos platicado con los apicultores, hemos coincidido que la problemática real es que el ciclo apícola se ha reducido”, explicó.

“En años anteriores empezábamos desde noviembre a hacer producción de enredaderas, luego seguía el tajonal y ts'its'ilche, luego las plantas, árboles grandes de monte alto, y podíamos terminar hasta julio. Podíamos decir que había una crisis de alimento a fines de julio, agosto o quizás septiembre. Este ciclo apícola ha cambiado completamente y se ha ido reduciendo su período. Este año, en el mes de marzo, en muy pocos municipios se ha empezado la cosecha. Esto quiere decir que tenemos un mínimo de tiempo de producción de miel”, continuó.

Refirió que más allá de la baja en producción de miel, que es grave, la problemática también se centra en que los ingresos económicos del apicultor se están viendo afectados, porque se requiere de mayor inversión en productos, generando así mayores gastos, y las ganancias no suelen ser comparadas con las que se tenían en años anteriores.

“Recordarán cuando vino el huracán Isidoro y decíamos: cómo vamos a rescatar el inventario apícola, que era de 280 mil colmenas, si casi el 50 % se había perdido. Dijimos que alimentaríamos a las abejas, a motivar que se reprodujeran con un alimento artificial, que es el almíbar que se prepara con azúcar estándar. Podemos decir que íbamos bien, pero al final de cuentas, el exceso de tiempo que hemos tenido para alimentar nos ha propiciado una situación grave: la abeja no está recibiendo los nutrientes que recibe del néctar, y esta situación ha hecho que una abeja esté desnutrida y, por lo tanto, susceptible a plagas y enfermedades. Entonces, hay que imaginar la gravedad que presenta la abeja en sí, pero una situación más grave aún es la alta de vegetación, pues desde el huracán Isidoro hubo una devastación de plantas néctar poliníferas, que ha propiciado sobre todo con el cambio climático, como la falta de lluvias, el exceso de lluvias, las bajas temperaturas que también afectan, porque a veces la floración está pero el flujo de néctar no se hace presente por las bajas temperaturas”, precisó.

Señaló que, ante este problema, se ha planteado realizar un proyecto de reforestación emergente de plantas néctar poliníferas que ayuden a mejorar el hábitat de la abeja, para poder contar así con un mayor ciclo. Aunque puntualizó que más allá de esto, se trata de un problema humano, porque si las abejas no están presentes en la polinización, la humanidad se podría extinguir.

OTRAS PUBLICACIONES

Se registra Marciano Dzul Caamal a la candidatura de Tulum

Piezas utilizadas durante la Guerra de Castas se exhiben en el Museo de la Cultura Maya

E n el lobby del Museo de la Cultura Maya, en la ciudad de Chetumal, se exhiben como piezas del mes una colección de armas y herramientas utilizadas durante la Guerra de Castas, procedentes de Tihosuco, donadas por sus habitantes con el objetivo de preservar la memoria histórica de la región. —Efectivamente, en el marco del aniversario de la Guerra de Castas —comentó la Secretaria de Cultura, Lilián Villanueva Chan—  y cumpliendo con las indicaciones precisas del gobernador  Roberto Borge Angulo, se montó la exposición con el objetivo de difundir y mantener viva la memoria histórica de una época simbólica para nuestro Estado. Acorde con el Plan sexenal. En la cédula de referencia la antropóloga Lorena Careaga Viliesid apunta que, la Guerra de Castas (1847-1901), culminación de las continuas rebeliones mayas de la Colonia y con tintes de una verdadera guerra de independencia, se inició, según los yucatecos, la noche del 30 de julio de 1847, cuando el cacique Cecilio Chí tomó por s

Aumentan casos de picadura de mosca chiclera en Tulum

En el primer semestre de este año se ha triplicado en Tulum el número de casos por picadura de la denominada mosca chiclera, indicó el director del Centro de Salud, Dr. Adrián Rivera Romero

Mauricio Vila Dosal a los yucatecos tomar todas las precauciones ante el...