Ir al contenido principal

Acusa persecución de elementos de Tránsito de Tulum

Jorge Armando Amézquita Solís, habitante de Tulum, sugiere que es perseguido y hostigado por causa de su trabajo: sonar el claxon de su camioneta para vender agua embotellada TULUM, Quintana Roo.- Jorge Armando Amézquita Solís, vecino de esta cabecera municipal, denunció persecución y acoso de elementos de Tránsito municipal, al señalar que se le ha infraccionado en diversas ocasiones sin causa alguna, y sugiere que es perseguido por causa de su trabajo: sonar el claxon de su camioneta para vender agua embotellada.

“Todo el tiempo me están infraccionando. El artículo, según ellos, 39 i), no aparece en la boleta original. Ellos solo ponen lo que yo cometí. Son $1,600 lo que me están cobrando. Tenía mi licencia. La primera vez me infraccionó Tránsito porque me metí en sentido contrario y realmente no es así, pues nada más fue porque ellos quisieron. Hasta en el bote me quiere meter Tránsito. Yo solo estoy peleando mis derechos. Si tuve un error, lo voy a reconocer, voy y pago; pero como no tengo ningún error, pues para qué voy a reconocer una cosa que realmente no fue así”, señaló.

“Vengo a pedirle un apoyo a David Balam y no da la cara. Está en su casa. David nunca está acá. Para que David se presente, tienes que sacar una cita con la secretaria. Él está feliz en su casa, gozando. Lo que uno gana al día para que nuestra familia coma, lo que yo gano en una semana, Tránsito se lo lleva en un ratito”, lamentó.

“El año pasado me infraccionaron tres veces. Ya me conocen. Primero comenzaron con el cinturón, luego que porque me orillo cinco centímetros de la escarpa, me infraccionan, que porque voy despacito y paso en la casa de Tránsito a pitar, me infraccionan”.

“Tuve una discusión con Tránsito, estaba mi doña presente, y este me dijo: ‘me molestas porque pasas por mi casa pitando’. Si es mi chamba, yo como aguador tengo que hacerlo. Vendo agua. Es mi trabajo. Yo paso en la calle pitando porque conozco mis clientes. Donde paso, vive un tránsito que me está molestando todo el tiempo. Yo le dije al director que hay un pleito personal con él y el director me dijo ‘vente mañana’; voy, y no lo encuentro”, sostuvo.

Denunció que el elemento de tránsito que suele molestarlo —de quien no dio su nombre—, le ha hecho saber que el director de la dependencia tiene conocimiento de lo que sucede y lo respalda, en un notable acto de impunidad.

Contó que a menudo los elementos de Tránsito lo siguen. Relató que en el hecho más reciente, cuando se desplazaba a la altura del sindicato de taxistas “Tiburones del Caribe”, una unidad de la Policía municipal y dos de Tránsito, le cerraron el paso como si fuera delincuente.

“No soy delincuente, no maté a nadie; yo solo estoy vendiendo mi agua. Ellos me dijeron que eran órdenes del director de Tránsito infraccionarme. Donde yo vivo, pasa ese chavo que me tiene odio a ver a qué hora salgo para que me quiten la camioneta. Yo quiero lo que sea derecho”, lamentó.

OTRAS PUBLICACIONES

Desaparece el INFOVIR; se fusiona con la SEDUVI

Por reestructuración cierra sus puertas el día 30, iniciando labores el día 3 de octubre

Infografía: Plantas medicinales en México no tan famosas

En nuestro país, el uso de remedios de origen vegetal se remonta a la época prehispánica y actualmente aporta la quinta parte de las plantas y hierbas medicinales que existen en el mundo

En penumbra, domo del parque de la CROC

Sin inaugurarse oficialmente, permanece en abandono y por las noches se encuentra completamente a oscuras

Así avanza la construcción del domo en el parque de la CROC

La construcción del domo en el parque de la CROC representa el cuarto en su tipo en la cabecera municipal. Se invierte cerca de 2.7 millones por la obra